boton-facebookArgentinaBoliviaBrazilChileColombiaCosta RicaCubaEcuadorEl SalvadorGuatemalaGuiana
HaitiHondurasMexicoNicaraguaPanamaParaguayPeruPuerto RicoRepublica DominicanaUruguayVenezuela

La eficiencia en el transporte - APPROLOG

18.01.2015 apprologEn un mundo globalizado y en constante crecimiento, existe una presión considerable por parte de los clientes en obtener servicios con menores tiempos de entrega, mayor calidad y menores costos; además, cada vez existen más compañías que ofrecen servicios de transporte, las cuales aparecen en escena con nuevas opciones de servicio y precios competitivos. Por todo lo mencionado, se hace evidente el complejo reto que tienen las compañías de transporte que operan en la actualidad, el cual consta de hacer cada vez más eficiente y competitivo el servicio que ofrecen.

El primer paso para lograr las eficiencias mencionadas es medir y controlar los procesos que tenemos en la actualidad, para luego identificar aquellos que se deben mejorar y optimizar. En el mercado existen muchas herramientas tecnológicas que se caracterizan por medir, controlar y hacer más eficientes todos los procesos relacionados con el transporte y la distribución. Sin embargo, existen dos tipos, los más comunes en la industria, que  brindan una certeza sobre su uso y las limitantes. Estos sistemas son TMS (Transportation management system) y VRS (Vehicle route system). TMS es un software diseñado para administrar y gestionar  las operaciones de transporte que por lo general opera entre un ERP y el WMS. Mientras que VRS, conocido como “ruteador”, es  un software que permite la optimización de las rutas y horarios de entregas, en la que algunos recursos entregan, recogen o acuden a una cita en más de una localización. Ambos sistemas, tanto el TMS como el VRS se complementan y pueden usarse para administrar un proceso de transporte complejo.

El primer sistema contempla tres procesos claves de administración de transporte. El primero es la planificación y toma de decisiones que permitirá definir el modo de transporte más eficiente de acuerdo a parámetros que se indican y que tienen una importancia mayor o menor de acuerdo con las reglas que el usuario configure (costos de transporte, tiempo de transporte adecuado, menor cantidad de paradas posibles, agrupación eficiente de órdenes. El segundo es el seguimiento del transporte que permitirá realizar la trazabilidad de cualquier evento que se relacione con el transporte (despacho, llegada de cargas, etc.), el envío de alertas de transporte (retraso, accidentes, paradas no previstas). Y el tercero son las mediciones que tienen una función que emite informes de KPI´s para el transporte.

En cuanto a las funciones que realiza TMS se encuentran la  planificación y optimización de las rutas de un transporte primario; la selección de los tipos/modos de transporte; la gestión del transporte aéreo, marítimo, ferroviario, terrestre; el seguimiento de la utilización de los vehículos y su capacidad; el costo del transporte primario; el control de costos, presentación de informes y estadísticas, indicadores clave de rendimiento (costo por peso, por km recorrido, por volumen, por pallet, etc.). Generalmente, la empresas que utilizan  estos servicios son las de transporte de carga consolidada, empresas con necesidades de embarque que requieren un departamento de distribución para controlar los movimientos y transporte de mercancía, las empresas corporativas que manejan transporte consolidado entre sus empresas y las compañías con red de distribución grande y compleja.

En cuanto al sistema VRS, los procesos más comunes son la asignación de cargas para vehículos que realizan cargas o entregas en diferentes lugares, la administración de la entrega de materiales al cliente y la definición del costo óptimo al evaluar las diversas opciones de entrega. Dentro de  sus principales funciones se encuentran el resumen y detalles de cada ruta, la visualización de las operaciones no planificadas, el cálculo de los tiempos y kilometrajes de los viajes o servicios a realizar, el cálculo de los costos asociados por cada actividad/ruta planificada, los detalles de las operaciones a partir de la ruta, la construcción manual de nuevas rutas y el control y monitoreo de la actividad de los vehículos. Comúnmente las empresas que utilizan los servicios de un VRS son las de paquetería o venta al menudeo con entregas a domicilio, las compañías de servicios domésticos (agua, luz, TV, cable, etc.), las empresas que manejan residuos o desechos y las empresas que brindan servicios de asistencia o emergencias.

Se debe tener en consideración que un VRS debe ser flexible, versátil y dinámico, pues así permite realizar cambios o replanificaciones “en línea” de las rutas planificadas, tomando en consideración variables como tráfico, bloqueo de calles, cambio en los horarios de entrega, etc. Aún después de haber definido rutas y horarios de entrega, éstas pueden ser modificadas por nuevos requerimientos, los cuales originan que las rutas y los horarios se modifiquen “en vivo”. Para lograr todas las ventajas del dinamismo del VRS se hace de carácter obligatorio la utilización de dispositivos móviles. Es necesario tomar en cuenta las variables, generalmente las más utilizadas para ejecutar la planeación de rutas y horarios en un VRS son el costo, la ventana horaria de entrega, capacidad de carga de los vehículos, tarifas asignadas, calificaciones de los proveedores, etc. Además, se considerar que para poder ejecutar y obtener todos los beneficios es importante contar con una cartografía actualizada. En el caso de Yobel SCM, se realizaron diversas pruebas con distintos VRS existentes en el mercado logrando una optimización de los tiempos de reparto del 18% aproximadamente.


Por otro lado, analizando la tendencia del mercado en cuanto a servicios de transporte, se observa que todo lo relacionado al comercio electrónico o “e-commerce” tomará un auge considerable en nuestro país. Por lo tanto, el reto se encuentra en cómo lograr que el servicio para transportar la mercadería comprada en línea tenga un costo y plazo de entrega razonable y competitivo, tomando en consideración ciertas restricciones como la entrega en menos de 24 horas, la poca o casi nula capacidad de consolidación, el transporte en zonas residenciales, las entregas con ventanas horarias, el bajo costo de algunos productos comprados en línea, el cobro de los productos contra-entrega, etc.

Si bien es cierto, las compañías de transporte con servicio de paquetería y mensajería están estructuradas para cubrir la mayor parte de las restricciones mencionadas, cuentan con diversas limitantes como fechas y horarios estipulados por destinos, estructura y costos fijos que mantener, etc.

Con la finalidad de atacar el mercado e-commerce han surgido compañías que han encontrado una oportunidad de ofrecer los servicios de transportes, los cuales actúan como 4PL y utilizan un esquema de servicios muy similar a las empresas que ofrecen los servicios de taxi on-line. El servicio consiste en empadronar a diversas personas naturales, con algún tipo de vehículo que estén dispuestos en brindar servicios de transporte durante su tiempo libre. La clave del servicio radica en una plataforma tecnológica que les permite controlar y enviar un requerimiento a los transportistas empadronados cercanos a la zona de recojo del paquete que se debe transportar, luego el transportista acepta el servicio con lo cual se le brinda toda la información relevante para realizar la entrega. Las principales ventajas son la capacidad disponible de una unidad de transporte que no se encuentra dedicada a los temas de reparto, lo cual hace que se cuente con costos fijos que cubrir y por ende se puede obtener tarifas más baratas y competitivas; es efectivo para servicios denominados “urgentes” donde se cuenta con escasas horas de entrega y no es necesario llegar a un monto mínimo de unidades o pedidos para efectuar el servicio. Este servicio ya se está brindando en Perú y es una alternativa efectiva para aquellas empresas que reciban pedidos o servicios que no lleguen a los parámetros mínimos en temas de costo que les resulte viable.

Finalmente, las eficiencias en el transporte deben lograr medir, controlar y mejorar todos aquellos procesos de transporte y habilitadores de los mismos, usando herramientas de capacidad probada que ya existen en el mercado. Así como también, se debe buscar soluciones innovadoras que permitan resolver las consideradas “restricciones y limitantes” ya existentes en los procesos.

Fuente: Boletin Dicimbre 2015 APPROLOG  / Andrés Diez Gerente Corporativo de Procesos Logísticos