boton-facebookArgentinaBoliviaBrazilChileColombiaCosta RicaCubaEcuadorEl SalvadorGuatemalaGuiana
HaitiHondurasMexicoNicaraguaPanamaParaguayPeruPuerto RicoRepublica DominicanaUruguayVenezuela

INFORME DE ABECEB sobre Transporte de Cargas

14.05.2015 informe ABECEBInforme de ABECEB sobre Transporte de cargas


El transporte de cargas finalizó 2014 con una fuerte caída del orden del 17,3% anual. Si bien la misma se desaceleró fuertemente en los últimos dos meses (en enero pasado mostró una merma de sólo 2,2% interanual), esto se debió exclusivamente a la menor base de comparación.

El sector muestra una clara tendencia negativa desde el año 2007. Ésta se ha acrecentado en 2014 debido a la baja en el nivel de actividad y, de esa forma, el índice de transporte de cargas alcanzó su menor valor en la última década.

El dinamismo más bajo se evidenció en una merma del volumen transportado por las diferentes vías. En 2014 se redujo 5,2% la cantidad de camiones que circularon por las rutas nacionales. Según números oficiales, alrededor de 29,8 millones de camiones atravesaron peajes en rutas nacionales el año pasado, mientras que la cantidad en 2013 había ascendido a 31,5 millones. Por su parte, la carga transportada por ferrocarril ascendió a 16,8 millones de toneladas, lo que representa una baja anual de 17,4%. Si se considera lo comercializado a través de la vía fluvial, el balance también es negativo. En 2014, el volumen comercializado (exportaciones e importaciones) por barco cayó 5,0% interanual, hasta alcanzar las 102,8 millones de toneladas.

La caída de las exportaciones fue un factor determinante a la hora de explicar los magros resultados del sector. El volumen de comercio afecta de manera directa al sector, ya que un aumento en las cantidades que deben ser transportadas hacia los puertos de embarque se traduce en demanda de servicios logísticos. En este sentido, a las dificultades provocadas por las medidas restrictivas a las importaciones se sumó la caída de los precios internacionales y la menor competitividad de los productos locales, lo que afectó las exportaciones.

Otro de los factores que incidió en la retracción de la logística fue la caída del nivel de actividad. La economía muestra una desaceleración desde el año 2011. En 2014, el PIB cerró con un descenso en torno al 1,5%, el primero desde 2009. Este factor ha sido determinante en la contracción de los servicios logísticos, acentuando la tendencia negativa que este sector mostraba en los últimos años.

Por último, un elemento que pesa sobre el sector y, al mismo tiempo, afecta la competitividad global de la economía es el incremento de los costos logísticos. A pesar de un menor crecimiento de la mano de obra respecto de otros años, el aumento de 49,3% anual en el precio de los combustibles, ha impactado negativamente en 2014. Así, los costos del sector presentaron un aumento de 35,4% en el último año.

Supply Chain

Indicador Sintético de Servicios Públicos. Índice Cargas (2004=100) y variación anual. (Fuente: Abeceb)

Perspectivas para 2015

Para este año, las perspectivas no son más alentadoras. Se prevé una caída del PIB en torno al 0,5% y, debido principalmente al atraso cambiario y la baja de los precios internacionales de los commodities exportables, se espera que el volumen comercializado de granos también disminuya.

Además, seguirá pesando sobre las exportaciones el incremento del índice de costos logísticos. Si bien para 2015 se espera que los combustibles desaceleren su incremento, el aumento de los costos de mano de obra (que rondarán el 30,7%), impulsarán el indicador un 23,9%, por encima de la tasa de devaluación del tipo de cambio oficial.